La ansiedad por separación es un problema común en los perros. Cuando nos vamos de casa, nuestra mascota normalmente se queda relajada y a su aire las horas que está sola, pero  las que presentan este problema lo pasan muy mal.

Varios estudios sostienen que hasta un  17% de los problemas de comportamiento se deben a la APS, por lo tanto es muy importante ser consciente de su existencia para poder darnos cuenta y actuar para mejorar la situación del perro.

Muchas veces la ansiedad por separación pasa desapercibida porqué los signos no siempre son visibles o porqué no estamos en casa para poder verlos, pero en otros casos los signos son notables.

Una mala gestión del cachorro, un cambio de rutina o una mala experiencia mientras estaba solo pueden hacer que nuestro perro desarrolle este problema de comportamiento.

Los signos visibles más comunes de la ansiedad por separación son: destrozos en la casa, eliminación inadecuada, ladridos, lloros y anorexia. Esto hace que la ansiedad por separación sea un problema grave para los propietarios ya que genera pérdidas económicas e incluso denuncias por parte de los vecinos debido al ruido constante. Si sospechamos que nuestro amigo tiene ansiedad por separación debemos consultar a nuestro veterinario o etólogo.

Los signos de la APS aparecen siempre que nos vayamos de casa, aunque sean salidas cortas. Si en algunos casos no se dan, no estamos hablando de ansiedad por separación. Para poder diagnosticar la ansiedad por separación de forma correcta es necesario grabar un video para ver el comportamiento del perro durante nuestra ausencia ya que este tipo de ansiedad muchas veces puede confundirse con otros problemas relacionados con la falta de actividad y de estímulos. Es muy importante saber diferenciar los dos problemas dado que el tratamiento de cada uno es muy diferente.

Para reducir la ansiedad por separación deberemos aplicar un protocolo específico de forma progresiva para ayudar al perro a quedarse solo de forma calmada.

¡Acordaros que nuestras mascotas pasan mucho rato solas en casa y aunque no presenten ningún problema grave de comportamiento tenemos que dedicarles horas haciéndoles compañía y saliendo a dar paseos largos y agradables!

Un saludo!

Enric Zeitz